Candy Candy. Por Keiko Nagita

Entrevista a Maria Ferrer y Monica de traducciones imposibles contratadas por Arechi Manga para la traducción de Candy Candy la historia definitiva desde la versión Japonesa.

Primera parte 

Candy Candy, la historia definitiva de Keiko Nagita
Transcripción del audio de la primera parte del video trasmitido por el canal Youtube de Arechi Manga, editorial que se encargó de traducir la novela Candy Candy directamente del japonés al español, gracias a la empresa Traducciones Imposibles.

Carles Miralles, editor de Arechi Manga: Hola, desde Arechi Manga os queremos dar a todas: muchas gracias por todas las preguntas que habéis enviado, tanto para las traductoras como para mí. Eh, os dejamos hoy con un primer vídeo en el que María Ferrer y Mónica Rodríguez, las traductoras de Candy Candy, hablan de forma general o poco más general sobre todo de los temas de traducción del japonés y un poco de cómo se han enfrentado y es al reto de traducir este libro que yo ya tengo, y que esta semana ya podréis empezar a comprar en todas las librerías, porque sale a la venta el jueves, el 28 de mayo.
Eh, mañana habrá el resto de preguntas que se enfocan más en las preguntas concretas que habéis hecho, y revela un poco el significado de la palabra: Anohito, que muchas estáis deseosas de saber cómo se ha interpretado esta palabra en nuestra edición y pasado mañana ya publicaremos el vídeo con mis respuestas a vuestras consultas sobre la edición del libro y el jueves ya tenemos los libros en las librerías, eh, entonces ahora los dejo con Mónica y con María que contestarán a todas vuestras dudas.


Mónica Rodríguez, Traducciones Imposibles: hola soy Mónica una de las traductoras de Candy Candy y hoy responderé a algunas de vuestras preguntas.


María Ferrer, Traducciones Imposible: hola, ¿qué tal?, ¿cómo estáis? Soy Mónica Ferrer y voy a dar paso a responder a vuestras preguntas sobre la traducción de Candy Candy.
Muchas gracias, lo primero por interesarnos tanto por nuestro enfoque, por nuestra labor como traductoras de este libro tan importante para todo vosotros.

¿Qué experiencia tenéis en el campo de la traducción? ¿Qué libro habéis traducido? Gabo Paz. ¿Qué os motivó a elegir el idioma japonés para aprenderlo? Foro Andrew.


Mónica: En el caso de María, ella tiene muchísimos años de experiencia; si no me equivoco comenzó a traducir por ahí por el año 96, que es cuando yo nací, es decir, pues unos 23 años de experiencia, ni más ni menos que son muchísimos añazos. Y, en mi caso yo tengo muchísimos años menos de experiencia que ella, pero, también me he formado un poquito con ella, ahora explico: eh, yo empecé la carrera de traducción e interpretación en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), hace unos siete años. Quise graduarme con la mención editorial, pero al final no me gradué con mención editorial, porque también escogí algunas asignaturas de traducción jurídica, traducción científica. Lo que ocurre es que a mí lo que más me llama la atención es la traducción literaria, y sobre todo al tener japonés, pues la traducción de manga. Después hice el máster en traducción audiovisual, también en la Universidad Autónoma de Barcelona, que aunque no tratábamos textos directamente con japonés; sí, que hacíamos traducciones de videojuegos, de manga. Y una de las docentes, además, había sido profesora mía en años anteriores Carme Mangiron que bueno entre otras cosas; si buscáis más información es una de las traductoras de Final fantasy. Así que yo estaba contentísima de que me diera clases. Luego estuve trabajando un año así en una editorial chiquitita de Barcelona que se dedicaba a traducir textos de artes marciales, yo sobre todo hice traducción técnica de japonés hacia el español sobre estos temas y nada a la final acabé haciendo un curso, uno de los cursos de profesionalización que tiene Traducciones Imposibles en su web, con lo hice directamente con María y fue así como acabé trabajando con ella y como ella acabó contando conmigo para el proyecto de Candy. Y nada muy, muy contenta.


María: ¿cuántos años de experiencia tengo? Pues, yo tengo bastantes años de experiencia ya, porque tengo cierta edad y bueno empecé en 1996 con la traducción de RG Veda que justamente me llegó, es un manga de CLAMP y me llegó cuando estaba estudiando en Japón. Estaba pasando ahí una temporada de estudios y me llegó el encargo por parte de Norma Editorial. Después, de eso he trabajado en muchísimos mangas, en varias obras literarias. Entonces les voy a decir algunos títulos destacados que os tal vez suene, porque si tengo que decirlo todos podemos estar aquí hasta pasado mañana. Así que bueno os sonarán las novelas Haruhi Suzumiya, he trabajado en ellas, el titulo: *[…] que es un ensayo sobre traducción de Haruki Murakami y otros autores, es un *Kasuto de Reki Kawahara, es una autora nueva, tiene poquitas obras publicadas pero promete bastante. *[…] de quien auguró hoy y después dentro del mundo del manga, pues, tengo muchas obras de CLAMP, no todas pero tengo bastantes como Chobits, Tsubasa RESERVoir CHRoNiCLE, Holic que es mi preferida y mi obra fetiche de todos los tiempos del manga […] y después en otra clasificación de obras editoriales tengo mi colección de aprender japonés, japonés para gente manga que es una colección de cuatro manuales en formato tancobox, en formato de un tomo para aprender japonés a través de tiras cómicas estilo y como manga dibujadas por David Ramírez.
Ya tiene bastantes años el manual, ya necesitaría volverlo a editar. De inglés y francés también traduzco, me habéis preguntado que otros idiomas trabajamos y por ejemplo en inglés tengo como obras destacadas en mi curriculum, pues: Buenos presagios (Good Omens) de Neil Gaiman […] también de y otros autores porque es una antología de relatos y luego he trabajado en bastantes obras de narrativas fantásticas, biografía de celebridades, de cantantes, de escritores, de deportistas, pero no han pasado a la fama, no son títulos demasiados conocidos y en francés también me he centrado más en la narrativa juvenil y en los clásicos literarios.


Mónica: la otra pregunta era, ¿de qué otro idioma haces traducciones? En mi caso también hago del inglés, que es mi segundo idioma y luego preguntaban también: ¿qué las motivó a elegir el idioma japonés para aprenderlo? Bueno, son muchísimas cosas, un mix de cosas, claro, por supuesto, yo desde muy pequeñita había estado, he sido muy fan de todo lo que tenga que ver con Japón, eh bueno, primero me aficioné al manga, luego me aficioné al anime. Entre lectura y serie acabé buscando información sobre cultura japonesa, me gustaba muchísimo. Lo que ocurre es que cuando me tocó elegir carrera, elegir algo a lo que me quería dedicar, que lo tenía muy claro desde hace muchísimo tiempo y me tocó, cuando me tocó elegir idioma, quería algo que me motivase, quería algo que me sacara de la rutina, es decir, eh, yo había estado, pues, dos años con un bachillerato bastante intenso, porque uno de lo que hayáis hecho bachillerato en los últimos años me entenderéis, eh, no son dos años fáciles, son dos años intensitos. Y lo que quería era más intensiva pero algo que me motivase, es decir, algo que me mantuviera las tardes ocupadas, la mente ocupada y que me supusiera un reto y… estaba ahí entre ruso, coreano, japonés pero al final acabé escogiendo japonés, pero, al final acabé escogiendo japonés, porque es el idioma que me gusta, siempre me ha gustado, pensé que era una manera de motivarme a mí mismo ¿Y, por qué no hacer de mi afición mi profesión? Y así acabé escogiendo japonés.


¿Qué ha significado para vosotras poder traducir este texto? Karen Vallejo
¿Conocíais la historia de Candy antes de que os encarganse esta novela? Magda Vidales


María: esta pregunta me gusta mucho, ¿qué significa para mí y para Mónica poder traducir este texto? Eh, pues significa mucho, muchas cosas diferentes y no todas, no todas buenas, porque, eh, cuando Carles me dio la noticia de que íbamos a trabajar en la novela, en realidad lo primero que sientes es esa enorme responsabilidad, ¿no? Así que sientes también una alegría como que eres privilegiada, porque vas a trabajar en un proyecto así, pero, luego dices tengo que tener mucho cuidado con todo ¿no? Eh, es una gran responsabilidad porque, además, esta obra significa muchísimo para muchas mujeres que hemos: no sé si crecido, pero que nuestra infancia ha estado, eh, poblada de historias de Candy ¿no?, nuestra infancia o preadolescencia y claro requiere un tratamiento especial y hay que tener en cuenta también, eh, que estas personas tienen un cariño especial por la obra y hay que complacerlas un poco también.
Y me preguntáis también: ¿si conocía la serie? Claro, yo conocía la serie, porque se emitía aquí en la televisión española, el manga llegó más tarde, llegó más tarde. Tengo por aquí por casa mangas originales, mangas traducidos también de Candy, pero, cuando era pequeña lo veía en la televisión española. Los domingos por la tarde cuando íbamos de visita a ver a mi abuela; era nuestro momento de ver Candy Candy, que no lo entendían: mi madre, mi abuela. No sabían, no se explicaban: ¿cómo podía gustarnos una serie en la que la protagonista estaba todo el tiempo sufriendo y pasándola mal? Pero, bueno es que el concepto del anime, pues, era nuevo en aquel entonces eran los años 80 y claro, pues, no era lo que estaban acostumbradas ellas. Pero, para nosotros era, para nosotras era nuestro momento, era el momento especial de la semana.


Mónica: bueno a ver, yo había oído hablar de Candy Candy por supuesto, por supuestísimo. Pero, no estaba tan puesta en el tema, como pues, cómo pudo, cómo podía estarlo María. Eh, lo explico a ella le pillaba más de cerca quizá el por cuando el anime se emitía aquí en España por televisión. Eh, a mí no me pilló tan de cerca, yo soy más pequeña. Pero, sí, que es verdad que cuando maría me llamó para contar conmigo en el proyecto y me dijo lo que suponía, lo que era y, pues, sobre todo lo que suponía para vosotras que son las fans y para las lectoras por supuesto. Me emocioné muchísimo, me emocioné muchísimo para mí significa mucho poder traducir esta novela, poder, bueno que María haya decidido contar conmigo para, para poder traducir esta está esta obra. Es que es ¡Maravillosa! Yo he disfrutado muchísimo traduciéndola, no os puedo decir mucho más, eh, la he disfrutado mucho. Me parece que Keiko Nagita tiene un estilo maravilloso, muy fluido, muy fácil de leer y espero que os guste. Nosotras lo hemos hecho con muchísimo amor, por supuesto, porque sabemos lo que significa.


¿Cuáles son los aspectos más retadores al traducir al japonés al español? ¿Nos podéis dar algún ejemplo de esos retos aplicados a la traducción de Candy Candy? Ivannia Díaz.


María: los retos en de la traducción del japonés, son muchos. Pero, si no estamos hablando de un titulo concreto; si estamos hablando del japonés en general, yo creo que como en toda traducción, eh, hay que tener en cuenta el género, el tipo de texto qué es y adecuar la estrategia de traducción, es decir, encontrar la estrategia adecuada o la más adecuada. Eh, eso depende en gran parte del lector final, lo que nosotros llamamos: el encargo de traducción ¿A quién va dirigido?, ¿cuándo lo van a leer?, ¿en qué momento? Y bueno, y tenemos que hacer un análisis profundo de cada obra para poder estudiar estos retos, ¿no? Pero, yo creo que uno de los mayores retos de la traducción es, hmm, acertar con, con esa estrategia de traducción.
Por ejemplo, bueno en Candy Candy que es traducción creativa, que es traducción literaria, tenemos que analizar muy bien: el tono del texto, el estilo de la autora, ¿qué recursos narrativos- estilísticos utiliza? Y, conseguir las mismas funciones, los mismos objetivos o fines que tiene la autora en el español, es decir, si ella ha querido que el lector japonés llore o ría o perciba una sensibilidad especial; nosotras en la traducción tenemos que conseguir exactamente lo mismo, pero, con otros recursos. Que son los recursos del español, eh, que no son los mismos que el japonés; en cuanto a sintaxis, gramática, léxico o recursos estilísticos. Es decir, todo se puede decir en todos los idiomas, pero, de manera diferentes y eso, encontrar esa manera: ¿el cómo?, es apasionante, fascinante y muy difícil. Ese es uno de los mayores retos, acertar con la estrategia de traducción.


Mónica: Ivannia Díaz pregunta también ¿Si podríamos dar algún ejemplo de estos retos aplicados a la traducción de Candy Candy? Bueno a ver, eh, la autora Keiko Nagita en Candy Candy no se centra tanto en los ambientes, digamos, como en los personajes en sí, ¿vale? Yo creo que al final lo más importante en esta novela siempre acaba haciendo el personaje como tal y su comportamiento: la forma en la que habla, la forma en la que dice las cosas. Eh, para mí lo más difícil ha sido eso. Hmm, adaptar tanto pues, pues el tono de las distintas Candy que vamos viendo según avanza la novela.
No, no es lo mismo, eh, la Candy que empieza en el primer volumen, eh, que es una niña pequeña: que tiene muchísima inocencia, que no sabe nada de la vida por decirlo de alguna forma; que el tono que utiliza la Candy más mayor, ¿no?, cuando ella ya está en, en el Saint Paul o cuando, cuando ya es más mayor y va rememorando, va recordando ciertos eventos que le han, que le han sucedido. Pues, un tono tiene que ser completamente inocente, completamente dulce, y, y, y de niña pequeña y otro de tono tiene que ser pues más maduro, más nostálgico, más crudo y para mí eso es, es, eh, ha sido lo más retador en este caso.
Al final la traducción, no, no es una ciencia exacta y hay muchísimas formas de decir lo mismo. Pero, es eso no lo realmente difícil en este caso ha sido dar con el tono.


¿Por qué hay diferencia entre traducciones? Claudia Esgom.
¿Habían leído antes la traducción en otros idiomas? ¿Hay algún cambio en esta traducción frente a la realizada antes en el italiano y el francés? Margarita Rosa.


María: yo no he leído las traducciones italianas y francesas que parece que vosotras sí. Y no sé a cuál se parece más, ni que cuestiones son diferentes, sinceramente. Pero, lo que sí les puedo decir es que la traducción la hacemos personas, no maquinas, eh, y entonces no deja de haber un punto de subjetividad; no en cuanto a contenido no, en cuanto a lo que cuenta, yo no soy la autora del texto, yo solo soy la traductora. Yo soy un canal por el que pasa un texto que está en japonés, pasa por mí y se convierte en un texto en español. Eh, pero, el cómo se cuenta: hay que analizarlo muy bien para poderlo expresar de la misma manera en español.
Hay muchas maneras de decir la misma cosa, pero, y además correctas. Se puede decir todo, en todos los idiomas adecuadamente; pero, adecuadamente a qué. Por eso hay que tener en cuenta que, que puede haber infinitas traducciones de un mismo texto y según lo que tú quieras expresar con esa traducción, según la función que le quieras dar, respetando siempre el original, pues, va a cambiar. Por eso hay diferencias entre, entre la traducción, supongo, francesa, italiana, española, no sé si existe en inglés, porque cada traductor tiene, tiene sus recursos, entonces nosotros procuramos utilizar los recursos equivalentes, lo más parecido posible al japonés para que se exprese lo mismo, el mismo contenido y que la, la experiencia del lector, la función en el lector, lo que él siente o ella; sea lo mismo del lector japonés al lector a español.


¿Qué opináis del estilo narrativo de Nagita? ¿Es diferente o similar a lo que acostumbráis a traducir? Foro Andrew.


María: pues a mí me pareció una lectura más fluida de lo que estoy acostumbrada, bastante amena, fácil de leer, y pero, no por ello carente de, de poesía, carente de sensibilidad, es una prosa ligera, pero, muy comunicativa, muy expresiva. Eh, y después de trabajar en textos de, de autores que han tenido, que han sido Premio Nobel como […] pues que tienen un hilo de pensamiento muy complicado, traducir algo así es un lujo, la verdad que es un lujo, es un privilegio.

Hemos llegado al final de la primera parte de la entrevista. Esto es más que todo para los fans de Candy que no hablan o entienden castellano. Si deseas ver la entrevista, Visita el canal de Arechi manga en YouTube https://youtu.be/Elha8Zjk1Hk

Agradecimiento especial a la editora Yuleni Paredes por la transcripción de esta entrevista.

Con Cariño, Sakura.

Keiko Nagita, Candy Candy la historia definitiva .

1 thought on “Entrevista a Maria Ferrer y Monica de traducciones imposibles contratadas por Arechi Manga para la traducción de Candy Candy la historia definitiva desde la versión Japonesa.”

  1. Excelente entrevista. Nos deja claro el nivel de profesionalismo que ha tenido la editorial al contratar un personal cualificado para tal fin. Pues obvio que los fans siempre van a querer que se les responda a las dudas; y este gesto que ha tenido la editorial es un ejemplo de cómo se debe tratar al lector, que al fin y al cabo es el público por el cual se trabaja. Gracias por este hermoso post.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s