Correspondecia, Albert y Candy de la Antigua Novela, 2003

  • Para el tío William y Príncipe de la Colina.

Estimado tío William y Príncipe de la Colina, Creo que has regresado a tu mansión en este momento. Ni siquiera Había pensado que usted, como cabeza de la familia Ardlay, tenga tanto trabajo por hacer, aprecio mucho que hayas venido a la casa de Pony a pesar de tu apretada agenda.
Me preguntaba porque no estaba en casa, el día que regrese a la casa Pony, cuando le hice una visita. Sin embargo nunca hubiera podido soñar que usted con Archie y los otros amigos, habrían llegado antes que yo llegara.
Y ¿Que debería decir?…

Todavía me siento como si estuviera en un sueño.
Por un lado siento que es realidad, por otro lado siento que es un sueño, y mañana descubriré que todo lo que sucedió fueron solo ilusiones, tengo los sentimientos encontrados.
Incluso ahora de darme cuenta claramente que el tío abuelo William ha sido Albert y además, es El Príncipe de la Colina.

Siento que algo en mi cuerpo tiembla de emoción.
Además, Albert, No, tío abuelo William o Príncipe de la Colina, te fuiste inmediatamente, dejándome sola sorprendida.
Escuché que surgieron algunos asuntos de negocios urgentes…
Me decepcionó tanto al ver a George venir a buscarlo, que no pude evitar mirarlo un poco triste. Después de que tú, tío abuelo se fue apresuradamente. Todos me preguntaron, ¿qué pasó? ¿Qué pasa?
Porque estaba tan absorta en mis pensamientos.
Pero no sabría cómo podía decirles correctamente… y también sentí que era demasiado valioso, como para decirles he estado mirando las estrellas… hasta ahora me siento muy feliz por primera vez en mucho tiempo.

¿Podrías por favor mantener tu promesa de venir otra vez y quedarte más tiempo?
Hay muchas cosas importantes de lo que me gustaría hablar contigo. Olvidé algo importante, para devolverte. Príncipe de la colina… tu insignia.

Estoy deseando volver a verte en la fecha más temprana posible.

Candy.

  • Para Candy White Ardlay

Carta número 2

Estimada señorita Candy White Ardlay.
Me siento honrado de recibir su carta. También fue muy lamentable para mí tener que volver a casa sin tener la oportunidad de mantener una conversación larga, además me sorprendí a mí mismo.
De nuevo acepta mis sinceras disculpas Ahora yo….

… Es una broma Candy, si te escribiera de esta manera estarías enojada conmigo. ¿Verdad?
¿También me escribirás más relajada?
Ya sabes, en la forma con la confianza que siempre has hablado conmigo, prométeme. Ahora empiezo de nuevo.

Candy, lo siento por el otro día, del mismo modo que te sorprendes, tengo una avalancha de trabajo todos los días.
Especialmente después de revelar mi identidad como William.

Llegué todo el camino hacia la casa de Pony y eso sucedió, lo siento.
George también se disculpó diciendo que no quería incomodar.
Pero sabes, quería ir a la casa de Pony en ese día, aunque parezca imposible. Quería revelarte otro secreto importante, y es cuando te conocí por primera vez hace mucho tiempo atrás.
No tuve el coraje de confesarlo en un día cualquiera. Sentí que te defraudaría. El Príncipe que vive en tu memoria desde hace mucho tiempo, es tan joven como Anthony ¿No?
Estaba preocupado de arruinar tu sueño.
Pero te diste cuenta de inmediato, siento que un peso fue levantado de mis hombros.
Quería decírtelo antes, pero lo estuve posponiendo día tras día inconscientemente.

No tienes que devolverme la insignia, una vez que te permita devolvérmela te la presentare de nuevo. Has mantenido esa insignia como amuleto todos estos años. Con la esperanza que también te proteja a ti en el futuro.

Me gustaría encontrar tiempo para ir a verte lo antes posible Pero no es fácil. Aunque creo que si me será posible escribirte cartas. Y espero tú me escribas mucho.
Cuídate por favor, saluda a la Señorita Pony y la hermana Lane.

  • Carta N. 3
  • Para El Príncipe en la Colina.

Príncipe en la Colina, si no dejas de trabajar duro, tendrás amnesia de nuevo.
Lo siento, estaba nerviosa y mi última carta estaba muy seria.
¡Pero fue tu culpa Príncipe!
Si yo fuera una chica con corazón débil, ¡habría muerto desde hace mucho tiempo!
¿Por qué dos veces?…Porque me has sorprendido dos veces ahora.
¡Pagarás por esto! ¡Recordaré esto!..
Pero ya sabes Príncipe, ahora que me he calmado, tengo tantas cosas que no puedo evitar preguntarme.
¿Cuándo notaste que yo era esa niña? Y en ese entonces ¿Por qué te desapareciste tan repente?
Justo cuando aparté la mirada…volteé, y ya no estabas allí.

Desde ese día había estado esperando día a día que el Príncipe viniera a la Colina de Pony.
Sí, de hecho aunque finalmente pude encontrarme con mi Príncipe otra vez, no sé nada de ti.
¿Cómo el tío abuelo William? ¿Por qué te has estado escondiendo de nosotros? Quiero saberlo todo…

Tengo muchas preguntas en mi cabeza. Te haré confesar toda la próxima vez, prepárate…. ¿De acuerdo?

¡Ahora príncipe la colina pronto estará en plena floración!
¿Qué viene entonces?
Si no respondes antes de contar hasta diez, debes hacer que mi deseo se haga realidad sin falta.
¿Estás listo?…
Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, Clang!
Bueno… ¡qué lástima!
Lo que viene es mi cumpleaños.
Porque no pudiste responder príncipe, debes hacer que mi deseo se haga realidad. Es decir…
¡Mi Príncipe vendrá a la casa de Pony ese día!
Recuerda, si no concedes mi deseo, te arrepentirás, Candy patea, y duele. ¿Sabes?

Candy.

  • Carta numero 4
  • Para la terrible Candy.

¡No es justo Candy!
Antes de recibir tu carta, ya había preparado un regalo de cumpleaños para ti. Y ese es el producto de mi sangre, sudor y lágrimas. Se quedarán boquiabiertos ante esto.

Entonces, por favor discúlpame de no poder ir a ti en tu cumpleaños.
¡Oye!… ¡no pongas puchero! En cambio ¿qué tal si vienes a Chicago?
Annie también dijo que le gustaría celebrar una fiesta de cumpleaños contigo.

Dime de una vez cuantos carros debo enviar para recogerte.
¿Por qué? Por supuesto, porque me gustaría invitar a los niños de la casa Pony, Señorita Pony y hermana Lane.
También una fiesta de cumpleaños en la Colina de Pony estaría bien, pero…
¿No crees que tampoco no es malo para ti venir a Chicago de vez en cuando?
Para los niños será una buena ocasión para aprender sobre el mundo, y para hermana Lane y señorita Pony sería un respiro ¿No crees?
¿Qué piensas al respecto? Infórmame pronto y ahora Candy.

De hecho, no te he contado nada sobre mí.
Después de leer tu carta, he estado recordando el pasado por largo tiempo.
¿Porque estaba en la Colina de Pony en ese momento?…
Siento que fue hace mucho tiempo.

En aquel entonces, se me había prohibido estrictamente salir.
Tiene algo que ver con mi sucesión al frente de la familia Ardlay cuando aún era un niño. Un día cuando tenga tiempo te contaré sobre ello.

De todos modos, la tía abuela Elroy y los otros ancianos del clan Ardlay querían esconderme. Porque pensaron que causaría un gran problema si apareciera en público, y si la gente supiera que el jefe de los Ardlay, era un niño. Así que sofocante fueron esos días.

Cuando mi hermana Rosemary todavía estaba viva, todavía podía soportarlo, pero después de que falleció. Sentía que cargaba plomo todos los días.
Fue entonces, cuando un día hubo una fiesta en la casa Ardlay. Los chicos tocaban la gaita y bailan con su traje étnico. Yo no podía asistir….

Cuando escuché la melodía de las gaitas, desde allí no pude contenerme. ¿Por qué debía vivir una vida como prisionero?
George era el único con el que podía hablar. No tenía amigos de mi edad.

Así que me cambié, me puse mi traje escocés y en secreto, salí de mi habitación con mi gaita, me sentiría satisfecho si tocara la gaita junto con ellos. Pero fui descubierto muy fácilmente. Fui regañado duramente por la tía Elroy.
La tía abuela Elroy fue mucho más aterradora en años anteriores, ¿sabes?

Me puse muy enojado. Pensé que nunca quería ser controlado por ellos, los ancianos Ardlay.
Y así hui de la mansión pretendiendo volver a mi habitación.
Podía conducir un automóvil a mi edad, creo que podría conducir mejor que Stare.
Disfrute de la libertad en el mundo exterior.
Camine aquí y allá. Y el último lugar al que fui fue esa Colina…
Me acosté en la Colina y miré al cielo. Pensé en cómo vivir mi vida de ese día en adelante.

¿Debería quedarme aquí y ser encontrado por una familia de agricultores en alguna parte? ¿O debería volver a mi vida anterior?
Sentí antipatía en mi manera de pensar. ¿Porque le das demasiada importancia a la respetabilidad de la familia Ardlay?
Pero también sentí que era mi responsabilidad. Soy William Albert Ardlay…no fue por mi propia voluntad, sin embargo por este nombre, soy quien soy ahora.
George, quien me entiende, la tía abuela Elroy, severa conmigo pero sé que me ama. Se me aparecieron en mi mente la cara de todos, la familia.
Y en eso fue cuando; una niña pequeña subió por la colina con los labios fruncidos, conteniendo el llanto. Si Candy fuiste tú.
Todavía puedo recordar claramente tu cara en ese momento.

La razón por la que desaparecí de repente, fue porque vi la figura de George en una mata de hierba en la Colina.
¡Finalmente había sido encontrado!
¡Corrí!… baje la Colina de inmediato pero, bueno, me atraparon sin dificultad rápidamente.

Tan pronto como me encontró, George comenzó a llorar con lágrimas cayendo por sus mejillas.
Yo no me era posible responderte…
Lo siento Candy.
No sabía que me habías estado buscando después de ese encuentro.

¿Cuándo me di cuenta que eras la niña?
Bueno, fue hace mucho tiempo.
Si, cuando te salvé, cuando caíste en la cascada. De alguna manera sentí que me mirabas con ojos feroces, te asuste, lo siento…lo siento.

Vi la cruz y mi insignia colgando de tu cuello.
Además, no has cambiado mucho desde entonces. También fue en ese momento que decidí adoptarte.
¿Es todo Candy? ¿Era eso lo que querías saber?

No te quedes despierta demasiado tarde.
Estoy esperando tu respuesta.

PD: ¿Dejarás de llamarme “Príncipe de la colina”?
¡Vamos Candy! Por favor, me gusta que me llames Albert, como me llamabas antes.

Albert.

  • Carta N. 5
  • Para Albert

¡Yupiiii!…
Albert todavía estoy emocionada.

¡Que cumpleaños tan maravilloso! Todos estaban muy Contentos.
La alegría de Chicago entre los niños no se enfriará durante mucho tiempo.
La señorita Pony y la hermana Lane, también están muy agradecidas contigo.

¿Sabes qué? La señorita Pony dijo que fue a la ciudad por primera vez en 20 años.
Y, y, y.
Oh, estoy tan feliz, ¡Feliz de verlos de nuevo me emocionó! (Lagrimas)
¡De hecho, es el producto de su sangre, sudor y lágrimas!

Es muy bueno de tu parte que lo encontraras para mí. Ya me había dado por vencida. Mis dos viejos amigos con los que dormí bajo el mismo techo cuando fui enviada al establo de los Leagans: ¡Cesar y Cleopatra!

Cuando me enteré de que estas personas los habían vendido por separado, me sentí tan desesperada.
Los adorables caballos que se llevaban tan bien.

¡Estaba furiosa!
¿Cómo podrían venderlos por separado? ¡Qué despiadados son los Leagans!
Neil y Eliza son entusiastas solo al principio, pero Una vez que se aburren, los tiran como si nada.
¡Gracias, muchas gracias, Albert!
Tanto Cesar como Cleopatra parecen mayores de lo que realmente son, debido al tiempo difícil que tuvieron. Pero ahora que han venido a la casa Pony, están en buenas manos.
Hay un especialista en el rancho cercano de los Cartwright, y quiero que vivan una larga vida y saludables.

¡Lo que me emocionó sobre todas las cosas fue que tanto Cesar y Cleopatra me recordaban!
Relincharon de placer sacudiéndose el hocico.
¡Dios mío, cómo se sintieron felices!

¡Pero Albert! es sorprendente que todavía recuerdes que estaba preocupada por el paradero de Cesar y Cleopatra…
Cesar y Cleopatra también te envía muchas, muchas gracias…

¡Ah!… fue divertido estar en Chicago después de tanto tiempo.
Lo que fue particularmente entretenido, fue cuando visitamos al Director Leonard del hospital Santa Juana.

¡Dios mío! el director Leonard parecía tan asustado, era tan divertido que no podía evitar verlo.

Como sabes, te metió en la habitación de enfermos, en la llamada “Habitación desafortunada aula 0” donde te pusieron involuntariamente después del accidente de tren y perdiste la memoria.
La habitación 0 es el peor lugar que puedo imaginar.
Sin embargo creo que es impropio que una habitación así exista en un hospital.

Cuando dijiste: “Gracias por todo lo que has hecho por mí en ese momento” estaba sudando. (Ja ja).
¡Se lo merecía porque malinterpretó nuestra relación acusándome de ser inmoral y me despidió!
Pero él aprendió una buena lección por ti y por mí. Por lo que la sala 0 fue abolida y el hospital se convirtió en un hospital público, con un toque común. Diría que hicimos algo bueno para los habitantes de Chicago.

El Dr. Martín superó los problemas con el alcohol y se veía completamente bien, ¿no?
Cuando está vestido apropiadamente con una bata de doctor, parece un buen médico, es increíble. Por supuesto que el Dr. Martín es un excelente doctor. En Chicago, lo pude ver y pasó un buen rato en la fiesta.

Pero mi pesar es que no pudimos compartir tanto tiempo para hablar, una vez más.

Ahora, tengo otras preguntas, ¡respóndelas inmediatamente!

Albert, ¿cuándo recuperaste tu memoria? Creo que fue después que comenzaste a vivir conmigo. ¿Me pregunto por qué no me dijiste nada?
¿Sabías que temía un poco que recuperarás tu memoria?

Recuerdo con cariño los días en que vivíamos juntos como unos verdaderos hermano y hermana.
Bueno, ahora somos padre e hija, ya sabes.

Por cierto Albert,
¿No crees que Archie y Annie están tan armoniosos últimamente? Lo noté en la fiesta. Desearía que siguieran bien juntos.
Y, por favor, cuida a Patty, aliéntala de vez en cuando.
Ahora que vivo tan lejos, puedo ver cómo ella está solo por cartas. Parece que está un poco delgada…
¡Ja ja ja! ¡Wow….eso es grandioso!

Oh, la señorita Pony de repente dijo algo en un tono de admiración a mi lado, Ella dijo lo siguiente:

“Buen Candy, Albert no te estaba engañando. Lo he notado justo ahora; su verdadero nombre es William A. Ardlay, ¿no es así? Esa “A” es sospechosa Debe ser la “A” para Albert “.
Esa “A” no es de Amen.

¿Pero tú qué opinas de esto William A Ardlay?

¡Tu querida e inteligente hija!

  • Carta N.6
  • Para Candy.

Candy,
De todos los sobrenombres que me has llamado, padre es demasiado.

Aunque, de hecho eres mi hija adoptiva. Pero si me vuelves a escribir algo así, te daré un apodo de abuela
¿Entiendes?

Si, como lo ha adivinado la señorita Pony, mi nombre completo es William Albert Ardlay. Lo has entendido… ¿Verdad Candy?
Cuando era niño me llamaban “Pequeño Bert”
Aunque Rosemary fue la única que me llamaba así.

Me alegra saber que Cesar y Cleopatra están bien y que estén galopando libremente. De hecho fue George quien los encontró, él es un hombre realmente confiable.
Y ahora me gustaría responder tus preguntas de inmediato Candy.

Cuándo los recuerdos volvieron a mí; fue un tiempo después del accidente de tráfico. De repente tuve un fuerte dolor de cabeza, perdí el conocimiento y colapsé en el trabajo. Cuando desperté volví a ser mi antiguo yo, William Albert Ardlay.

¡Ah! ¿Recuerdas el incidente con el león que se había escapado del circo, y logré capturarlo? fue en ese momento que creí que podría decírtelo de inmediato, pero no pude. La razón por la cual no te lo dije, te lo dejo a tu imaginación.
Candy, pero es cierto que preferí la vida contigo en lugar de volver de inmediato con los Ardlay.

recordé cuando te vi en Londres Candy … … Nos encontramos en lugares diferentes; desde África te envié una carta…En la cascada…Cuando te caíste … y luego te ofreciste para cuidarme cuando sucedió lo de la guerra … Y del extraño accidente… Cuando te vi en Chicago…. Cuando Anthony murió… … todo nuestros encuentros antes de perder la memoria…

Algunos recuerdos son un poco confusos, pero ya sabes.
Fui a África después de dejar el Zoológico Blue River en Inglaterra.
Porque pensé que podrías cuidarte sin mi ayuda, y el negocio que comenzamos en Inglaterra en ese momento fue gradualmente saliendo bien.

Debes haber pensado que solo estaba de paseo. Ojalá hubiese sido así, pero tenía que hacer el mínimo trabajo posible. Así que además de trabajar en el Zoológico, también estaba trabajando para los negocios de la familia Ardlay. En realidad estaba bastante ocupado.

Hablando de Inglaterra Candy, creo que esos disfraces de Romeo y Julieta que te envié, seguramente te han ayudado. Creo que me merezco el premio a la buena idea. Si, esta idea vino a mí en un instante después de escuchar que se te había prohibido participar en el festival de Mayo.

Fui África, para descansar después de los tiempos difíciles en Inglaterra
Era mi aspiración vivir entre la naturaleza.
Sentía que podía seguir viviendo solo en África, pero me fue imposible.

Rompí contacto también con George y deambulé a mi antojo.
Y luego el accidente, sucedió justo cuando tome el tren pensando que era tiempo de volver a Chicago.

En Italia, el tren explotó y mis recuerdos también volaron de mi memoria. Más tarde escuché que era probable que un espía estuviera en el tren. No es de extrañar que se sospechara de mí. No tenía identificación, y usaba ropa sucia y desgarrada.
Fue como un milagro que me enviaran al hospital en Chicago.

Candy, siempre había deseado ser libre, pero Chi-ca-go… era la única palabra que quedaba en mi cabeza. El nombre de la ciudad que me estaba atando… Realmente le agradezco a Dios ahora.
Si no me hubieran enviado a Chicago, no hubiera podido reencontrarme contigo…
No estaría vivo ahora.

Cuídate… por favor da les mis saludos a todos.

Albert.

  • Poema de Candy para Albert en la antigua novela.

Carta N. 7
Ayer, encontré un pequeño manantial de agua en lo más profundo del bosque.
Probé una gota de mis manos ¡sabía maravilloso!
El sol de verano llega a cada esquina, el bosque es amarillo-verde.
¿Estás ocupado en el trabajo?
Sabes, si hubiera sabido que ibas a estar tan ocupado, no deberías haber aparecido en público “pequeño Bert”.
Para que te sientas un poco mejor, te envío una pequeña flor blanca presionada del bosque y un viento de limonada.
Una Ninfa del bosque,


Candy.

  • Postal de Albert para Candy desde Sao Pablo en la antigua novela.

Postcard / Postal Para Candy.

Si miras esta postal, es probable que trepes al árbol.
No vine a jugar.
Sao Paulo está caliente y polvoriento, Georges y yo somos un tanto quisquillosos. Compré muchos regalos para ti, creo que llegaré a verte tan pronto como llegue a casa.
Saludos de parte de Georges.

Big Bert desde São Paulo (Bert adulto desde São Paulo).

  • Carta N.0 9
  • Para Albert


Me las arreglé para dormir a los niños.
Lo rápido que pasa el tiempo, ya hemos estado usando la chimenea aquí.
Realmente no puedo creer lo rápido que pasan las temporadas.
Ha pasado un año desde que Stare falleció.
Ha pasado casi más de medio año desde que regresé a la casa Pony.
Me alegré de poder verte el otro día después de mucho tiempo, pero ya sabes, fue con ocasión de la reunión conmemorativa de Stare…
Todos estaban presentes ese día en Lakewood.

Fue triste como se esperaba… ¿Tal vez fue porque entramos en la sala conmemorativa?
La gran sala conmemorativa en la mansión de Lakewood.
Archie dijo que él mismo entró en la habitación por primera vez también.
Estaba casi intimidada por los retratos de los antepasados Ardlay.
Y cuando vi los retratos de Anthony y Stare colgados en una esquina…
Creo que puedo entender porque has cerrado esa habitación.

Rosemary Brown, que hermosa es la madre de Anthony.
Albert, ¿Había algo que querías decirme en esa habitación?

Solo tengo esa sensación y es por eso que he tomado mi pluma.

Ten cuidado de no contraer un resfriado.

  • Para Candy. Carta 10

Gracias por escribir. Como habrás adivinado, en ese momento quería contarte por qué me había estado escondiendo todo el tiempo.
Yo quería que Anthony y Stare lo escucharán también.
Pero sabes, no tuve valor para contarte frente a Archie y Patty, que estaban completamente sumergidos en la tristeza.
Les podría contar la historia sobre mí vida en cualquier otro momento.

Sin embargo, Candy, para ti lo contaré.
Tú querías saber sobre todo esto desde hace mucho tiempo.
Bueno, la razón por la que me había estado escondiendo de todos, por decir la verdad, es porque soy un… ¡Hombre-lobo!

¿A quién quiero engañar? Solo bromeaba. Lo siento, ¡me estás escuchando en serio! No te enojes tanto…
Regreso al tema. Candy, creo que te dije que mi madre falleció poco después de que me diera a luz.
Sí, no conozco a mi madre, solo la conozco a través del retrato en esa sala conmemorativa…

Por lo tanto, crecí amando a mi hermana Rosemary como una madre.
Mi padre William había sido presionado por el trabajo, y rara vez nos veíamos. Después mi padre falleció también, como resultado de la fatiga. Los Ardlay fueron sacudidos por una crisis seria. Debido a que William C Ardlay, el pilar de la familia falleció joven, en los mejores días de su vida.
Los ancianos estaban ingeniando como solucionarlo. Yo, como un niño pequeño, era el único heredero de William. Pero un niño pequeño no podría trabajar. Aun así, si elegían un heredero sin el hombre William, dañaría la credibilidad entre los socios comerciales…

En ese momento, los Ardlay estaban haciendo negocios en varias partes, incluidos los negocios bancarios.
Se podría pensar, ¿a quién le importa el nombre de la cabeza de la familia? , tal cosa no hace ninguna diferencia. Eso pensé… de la misma manera.
Sin embargo, para los Ardlays, que valoran la formalidad y el prestigio, el jefe de la familia tenía que ser “William “ En línea directa de un Ardlay a cualquier precio.

En primer lugar, nuestro antepasado William Ardlay era de una zona rural de Escocia. Es sorprendente que hayan comenzado a hacer un problema por quien quería tomar y ser cabeza de la familia.
De todas maneras la tía abuela Elroy, hermana mayor de mi padre y los ancianos llegaron a un acuerdo.
Es decir, decidieron hacerme el heredero de la familia Ardlay inmediatamente. Sin embargo, nunca me dejaron aparecer en público, el negocio era administrado por los ancianos, incluida la tía abuela quien estaba detrás de los negocios para mantener el estado de la familia. La imagen de William A. Ardlay que era un adulto tenía que establecerse entre las personas…
Parecía que poco a poco todos lo fueron creyendo. Por eso me convertí en un pájaro enjaulado. La imagen de William A. Ardlay iba cambiando año tras año y finalmente terminó siendo un anciano.

En otras palabras, el pequeño William A. Ardlay fue asesinado, y renació repentinamente como una persona adulta.
Los ancianos que sabían esto se fueron muriendo uno por uno, así que la tía abuela Elroy y George son los únicos que conocen la verdad de esos días con detalle. ¡Pero qué extraño! No existo en los recuerdos de los primos que jugaban conmigo cuando era un niño pequeño. El plan de los ancianos, funcionó.

Rosemary fue la que se lamentó más que nadie sobre mi situación. Ella había odiado las características estrictas de los Ardlay.
A menudo solía decir:
“Si yo fuera varón, pequeño Bert, si fuera un niño podría tomar tu lugar y tú podrías correr libremente afuera.
Pobre chico. Desearía poder darte alas para volar…”

Si, pudo haber sido la influenza de Rosemary lo que me hizo viajar y amar la naturaleza. Mi hermana amaba las flores, amaba los pájaros.
Solo Rosemary era diferente a los otros miembros de los Ardlay, que estaban obsesionados con el poder.
“¿No creas que el dinero y el buen nombre son tan importantes? Pequeño Bert.” Ella siempre lo decía.

Rosemary se mantuvo fiel a sus palabras. El matrimonio con el señor Brown, fue una pesadilla en su momento.
Dijeron que aunque el provenía de una familia bastante buena, simplemente no dejaba de ser un capitán de barco. La tía abuela Elroy estaba furiosa.

Rosemary se fugó con el señor Brown. Entonces ya no habría otra opción más que les permitiera casarse.
Esa era la razón por la cual el señor Brown, rara vez se había presentado en Lakewood y había dejado a Anthony al cuidado de la tía. No era porque él no quisiera venir, era porque la tía abuela Elroy odiaba incluso verlo. También quizá sentía pena y dolor de ver a Anthony que se le parecía tanto a mi hermana…
George ayudó a la fuga de Rosemary también. Él no tiene la misma sangre que Rosemary pero crecieron como hermanos. Ya te dije que mi padre lo trajo de Francia.
Candy, yo creo que George había amado a Rosemary en secreto. Él no dice nada y tampoco le preguntaré, pero yo sé que sí.

Así que Candy, no le preguntes cada vez que lo veas, ¿porque no se ha casado? Él tiene su propia historia y su propio amor.

Bueno, después de todo, debía mi libertad a todas las personas que me rodeaban. Además, cuando caminaba por el bosque y montañas usando una barba con mi cabello teñido color marrón, siempre cargue en mi espalda como una etiqueta el apellido, y gracias a eso pude llevar esa vida que tanto amaba.
Todavía conservo la misma opinión que Rosemary.
¿De qué sirve el dinero y el buen nombre?

Aun así, no puedo dejar a la familia Ardlay. Amo a mi familia y a mis antepasados.
Un día, cuando pueda cumplir el papel de cabeza de familia lo suficientemente bien, tendré mi libertad.
Luego emprenderé un viaje de nuevo y me llevaré a Pouppe.
Cuando llegue ese día Candy, ¿Vendrás conmigo?

Albert.

  • Carta N.11 edición 2003.

Estimado William Albert Ardlay,

He leído tu carta una y otra vez.
Siento que he aprendido de nuevo que debemos forjar nuestro propio camino/destino y que no es fácil.
Albert, estoy feliz de poder sentirte mucho más cerca de mí, también a Georges y a la madre de Anthony… Es muy hermoso saber más de las personas ¿verdad?

Me pregunto cuántos años han pasado desde que te conocí en la Colina de Pony por primera vez.
Desde entonces, he tenido muchas despedidas tristes, pero he ido por la vida siempre creyendo en el mañana.
Ahora, tu insignia está tintineando agradablemente en mi pecho.
Por supuesto, ¡por favor llévame contigo cuando inicies un viaje! (¡Incluso si dices que No, te seguiré!) Oh, Albert.
Es maravilloso estar vivo. Siento que no podré dormir esta noche.

¿Qué tipo de sorpresa agradable me sucederá mañana?
Tal vez, llamen a la puerta y la abriré para encontrarte de pie frente a mi… Ahora estoy agradecida con mis padres por haberme abandonado.
Porque si no me hubieran abandonado en el hogar de Pony… ¡no te hubiera conocido, Albert!
¡Oh, la señorita Pony pasó y me dijo, no te quedes despierta hasta tarde! ¡Oh no, ella me sigue tratando como a una niña!
Pero creo que tendré un sueño maravilloso esta noche.

Buenas noches Albert…

CON AMOR DESDE EL CORAZÓN. 

Candice white Ardlay